QUE LA LLUVIA NO TE PARE. CONSEJOS PARA PILOTAR CUANDO LLUEVE

QUE LA LLUVIA NO TE PARE.

CONSEJOS PARA PILOTAR CUANDO LLUEVE

Conducir con lluvia es una de las pocas desventajas que tiene desplazarse en moto pero no será esta la razón por la que debas dejar la moto en casa si llueve.

Desde Nilmoto.com te damos algunos consejos para que sigas usando tu moto ¡llueva, nieve o truene!

  1. La diferencia de temperatura y la humedad puede hacer que se empañe la pantalla de tu casco, por eso se han desarrollado productos específicos que crean una película protectora y evita que el cristal se empañe. Evita que se te empañe el casco y disminuya tu nivel de visibilidad gracias a los líquidos antivaho.
  2. ¡Equípate! Es importantísimo que, siempre, durante nuestro pilotaje vayamos protegidos pero esto se hace mucho más importante durante los días de lluvia ya que, durante éstos, los accidentes aumentan hasta un 20%. Es por esto por lo que debemos aumentar aún más los niveles de protección a través de la enorme variedad de accesorios de protección para el piloto que existe en el mercado.
  3. Evita mojarte gracias a la amplia gama de ropa impermeable disponible específicamente diseñada para motoristas. De esta forma seguirás manteniendo la capacidad de reacción a un nivel óptimo en todo momento.
  4. Al caer, el agua forma una barrera visual que nos convierte en un blanco fácil tanto para otras motos como para el resto de vehículos: coches, camiones… Por eso, se recomienda el uso de ropa reflectante o el propio chaleco reflectante durante los días lluviosos además de tener siempre a punto todas las luces y faros de tu motocicleta.
  5. Ten mucho cuidado con el suelo mojado ya que el asfalto e, incluso, la
    pintura de las señales pintadas en la carretera pueden hacerte resbalar. Suaviza tus movimientos durante la conducción, el asfalto mojado disminuye el nivel de agarre por lo que debes acelerar más despacio e inclinarte lo menos posible. También recomendamos evitar pasar por charcos pero, si es inevitable, no frenes, mantén la velocidad.
  6. Controla el aire de las ruedas de tu moto así como el dibujo de las mismas ya que puedes perder tracción tanto si te pasas como si no llegas al nivel de inflado recomendado así como si el estriado de las ruedas está desgastado.
  7. Y no olvides, tampoco, aumentar la distancia de seguridad, guarda un espacio mayor con el vehículo de delante ya que tu nivel de visibilidad se reduce mientras que la distancia necesaria para frenar aumenta.

Para nosotros, la seguridad y comodidad del piloto es primordial. Por eso esperamos que, siguiendo estas directrices, consigas una experiencia de pilotaje exactamente igual con lluvia que si ella y sigas disfrutando de tu pasión por las motos.

Compartir y Disfrutar

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS