¿Te ha sido útil el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]

¿Tienes la moto a punto? ¿Cómo sabes si se encuentra en las mejores condiciones?

Como ya sabemos para que nuestra moto se encuentre en las mejores condiciones necesita de un mantenimiento habitual y adecuado, y con ello de todas las piezas que la componen.

En este artículo nos centraremos en una de las piezas sometida a unas condiciones de trabajo bastante duras, el tubo de escape.

Si el tubo de escape que tiene tu moto es el original, probablemente no puedas llevar a cabo este mantenimiento, ya que normalmente suelen venir sellados, con lo cual la única alternativa que queda es cambiarlo. Sin embargo, si lo sustituimos por uno de otra marca sí que podremos realizarlo.

Y te preguntarás… ¿Cómo sé si debo revisar el tubo de escape?

Pues la respuesta es muy sencilla, ya que algunas de las señales más habituales que se producen suelen ser un cambio de color en la funda exterior (tostado) o un cambio considerable en el sonido. Estas señales se originan por el desgaste del material fono-absorbente y aislante  que el escape lleva en su interior y que evitan que la alta temperatura que pasa por el escape dañe la cubierta exterior.

 

En esta imagen puedes ver la diferencia entre la fibra desgastada (número 2) y la nueva fibra (número 1).

El proceso de sustitución de estos materiales además de ser económico es bastante sencillo y sobre todo garantizará que nuestro escape se encuentre en las mejores condiciones y por tanto que el rendimiento de nuestra moto mejore.

A continuación, te facilitamos una serie de INSTRUCCIONES  que te permitirán dejar el tubo de escape como nuevo, simplemente con reemplazar este material.

 

1-Es importante antes de empezar a manipular el escape que te asegures que se encuentra a temperatura ambiente.

2-Con la ayuda de un taladro y brocas de titanio quitamos los remaches de la tapa final para poder llegar al interior del silencioso.

3-Retiramos la fibra que vamos a sustituir.

4-Colocamos el nuevo aislante entre la funda externa y el tubo perforado.Para impedir que la fibra salga al exterior va protegido con una malla metálica.

5-Rellenamos el espacio que queda con la fibra absorbente. Para sujetarla mejor es recomendable usar cinta de vidrio adhesiva.

6-Por último, colocamos la tapa y los remaches de nuevo. Para evitar que los remaches se oxiden y se deterioren es muy importante que sean de acero inoxidable.

Como habrás comprobado, llevar a cabo el refibrado de tu escape no es nada complicado. Además, podemos realizar este proceso con los escapes tanto de 2 como de 4 tiempos. Aunque si tu escape es de 2t te recomendamos hacerlo más frecuentemente ya que estas motos consumen más aceite y es posible que se obstruyan las rejillas interiores por la formación de carbonilla.

Como siempre esperamos que te haya servido este artículo. Y ya sabes si estás pensando en cambiar el escape de tu moto, Nilmoto es el lugar idóneo!!